Las últimas décadas que conformaron el siglo XX dieron forma a las tecnologías y formas de ver el mundo que hoy damos casi por sentado. Fue en la década de los 80, especialmente en 1983, que se dieron algunos de los avances más significativos y de coyuntura.

El primero de enero de 1983, ARPANET oficialmente cambió su nombre a Internet Protocol, creado así el internet, la red de comunicaciones y transferencia de datos más grande del mundo que llegó a revolucionar nuestras vidas y convertirse en el centro de las actividades diarias.

También fue en este año que la popularidad de los videojuegos alcanzó niveles estratosféricos cuando Shigeru Miyamoto y Gunpei Yokoi lanzaron el icónico título Mario Bros, el que los hermanos plomeros italianos Mario y Luigi conquistaron el corazón de todos los niños y redefinieron el modo de juego en las plataformas electrónicas.

En el lado político, este año atestiguó cómo Margaret Thatcher, la primera mujer en convertirse en jefa del Estado Británico, fue reelegida en una decisión histórica que comenzaba a demostrar el poder y la fuerza de las mujeres al ser más que profesionales en empleos que antes se consideraban sólo para hombres.

En cuanto a cultura, 1983 vio el estreno una de la conclusiones más esperadas en la cinematografía de la cultura pop: “El Regreso del Jedi”, el film de ciencia ficción y fantasía que cerraba la trilogía emblemática de Star Wars. Además de otras películas icónicas de la época como los clásicos de baile Flashdance y Staying Alive.

Por supuesto, la tecnología no se quedó atrás y las innovaciones en comunicaciones estaban a la orden del día. En 1983, Motorola lanzó oficialmente el DynaTAC 8000X, el primer teléfono celular a la venta que sólo pesaba 1 kilogramo y era lo más ligero que podía ser un dispositivo que medía apenas 30 centímetros. También fue el año que vio nacer a Lisa, la primera computadora portátil y la primera máquina en utilizar una interfaz de usuario gráfica del fabricante Apple.

Dentro de este contexto y como perfecta incubadora tecnológica, fue que nació un diamante en bruto: el modelo DW5000C, el primer G-SHOCK de la Historia. Lo que en 1983 parecía un producto arriesgado que mezclaba conceptos aparentemente dispares como la relojería y la resistencia, G-SHOCK pronto creció hasta convertirse en un referente de innovación y diseño, alcanzando pronto el título de el reloj más resistente del mundo.

Hoy, a 35 años de su nacimiento, celebramos la creatividad y tenacidad con la que Kikuo Ibe, el padre de G-SHOCK, imprimió en este primer modelo sin saber que su invención constituiría el primer paso hacia uno de los relojes más portados y deseados en el mundo.

Cada pieza de la serie DW5600E-1V, el modelo que ha heredado el ADN del primer G-SHOCK creado en 1983, tiene un costo estimado de $1,689 y está disponible en las tiendas G-SHOCK, como en Torre Manacar, en el segundo nivel del Centro Comercial Santa Fe, G-SHOCK Plaza la Isla Cancún, 5ª Avenida Playa del Carmen, Plaza de las Américas Veracruz,  Liverpool, El Palacio de Hierro, Joyerias Bizzarro y en línea en www.casioshop.mx