Una de las experiencias más gratas y convincentes que tuvimos durante el E3 2010 fue la prueba a puerta cerrada de seis juegos que utilizan Kinect de X360. Ésta es la primera parte de nuestro reportaje sobre Kinect y sus juegos.

Durante los eventos de Microsoft el domingo y lunes pudimos ver Kinect desde lejos. A primera vista no parece tan divertido u novedoso pero es cuando te pones enfrente del pequeño aparato y sus juegos que comprendes la gran pieza de tecnología que tienes enfrente y lo divertido que puede ser. Cabe resaltar que en el booth de Microsoft había filas interminables de gente esperando poder probar Kinect, afortunadamente tuvimos la oportunidad de probarlo a puerta cerrada y éstas son nuestras impresiones.

KINECT ADVENTURES!

Nuestra primera parada fue Kinect Adventures! que consta de una serie de mini-juegos en los que tienes que utilizar todo tu cuerpo. La primera observación del juego es que no necesita calibrarse, lo único que tienes que hacer para empezar a jugar es pararte enfrente de Kinect y listo. El primer mini juego que vimos fue un viaje en lancha inflable sobre rápidos. Los controles son sencillos, sólo tienes que moverte hacia adelante, atras o los costados evitando trampas, llegando a objetivos, brincando e impulsándote para agarrar velocidad.

El segundo mini juego es un poco más de destreza, tienes que ir esquivando obstáculos, brincando y agachándote. Probamos el modo multijugador donde lo único que hicimos fue pararnos a un lado del jugador 1 y en cuestión de cinco segundos, la pantalla se dividió y entramos a la acción. La sensibilidad de Kinect es muy alta pues a veces cuando sólo nos levantábamos después de agacharnos el personaje brincaba, pero no es nada que con un poco de práctica no se pueda superar.

Kinect Adventures! te toma fotos mientras juegas y al final te las muestra, la mayoría de las veces te encontrarás en posiciones ridículas pero es muy divertido. En éste juego pudimos constatar la sensibilidad y respuesta de Kinect a nuestros movimientos y sin necesidad de calibrar. Kinect Adventures! luce como una excelente opción para un juego familiar o con amigos.

KINECTIMALS

Un juego orientado a los más pequeños, Kinectimals es el siguiente paso en cuanto a mascotas virtuales se refiere. A diferencia de otros títulos como Nintendogs, en Kinectimals tienes animales salvajes cachorros como mascotas. En el demo pudimos jugar con un tigre de bengala muy amistoso. Por medio de Kinect puedes interactuar a niveles muy altos con él y conforme va creciendo evoluciona dependiendo de si fuiste estricto o amable con tu mascota. La interacción va desde acariciarlo, dar vueltas con el, hacerte el muerto, rodar en el piso, jugar a las escondidas y más. Kinectimals está completamente enfocado a los más pequeños.

En otro modo de juego, ayudarás a tu mascota a cruzar un campo de entrenamiento donde tendrás que correr, balancearte, agacharte y brincar en una seria de obstáculos mientras tu mascota en pantalla tu recorrido. Kinectimals registra tus tiempos para que después puedas mejorarlos y tu mascota sea más feliz.

Kinectimals tendrá cinco cachorros disponibles en el juego y podrás adquirir más comprando un peluche con una tarjeta, la cual se escanea con Kinect para que aparezca el animal que compraste. Kinectimals tampoco necesita calibración y la interacción con tu mascota será la delicia de los más pequeños pues es un concepto muy imaginativo.

KINECT JOY RIDE

El primer juego de carreras de Kinect enfrentaba un grave problema pues es raro no tener un volante enfrente para simular que manejas un coche. Pues bien, Kinect Joy Ride resulta ser una experiencia muy divertida, aún cuando no tienes un volante a la mano. El modo de juego es sencillo, al igual que los títulos anteriores no necesta calibración y un segundo jugador se puede integrar en cualquier momento. El modo de carrera es sencillo, sólo tienes que manejar tu coche y hacer algunas acrobacias en el aire moviendo tu cuerpo hacia atras o adelante. El turbo lo activas encojiendo y empujando tus brazos hacia adelante. El control del vehículo es sencillo y no presenta errores de sincronización.

Otro modo de juego en Kinect Joy Ride es el de destreza, donde en alrededor de tres minutos deberás hacer cuanta acrobacia puedas en una competencia con otro jugador e impulsado con rampas que tienen turbo. Este modo de juego es muy bueno para familiarizarte con los controles y aprender a controlar tu carro.

Kinect Joy Ride también te toma fotos mientras juegas, las cuales puedes compartir de manera inmediata si lo deseas por medio de Facebook o Twitter. Si estás en busca de un simulador de automóviles definitivamente tienes que voltear a otro lado pero si lo que quieres es una experiencia divertida y sin pretensiones al manejar un auto, Kinect Joy Ride es una gran opción.

Hasta aquí llega la primera parte de nuestro recorrido por los juegos de Kinect. Esperen la segunda parte donde hablaremos de los juegos restantes: Kinect Sports, Your Shape Fitness Evolved y Dance Central.

[nggallery id=23]