Nunca antes el control de una consola había causado tanto revuelo como esta ocasión donde Nintendo ha hecho a éste la estrella de su espectáculo con su nueva consola de videojuegos: el Wii U. Contra viento y marea y tras interminables horas de espera, pudimos tener en nuestras manos y probar el Wii U (o su control) y estas son nuestras impresiones.

Como mencionaba hace un momento, el control del Wii U es la estrella del show. La consola en sí es muy parecida al Wii que ya conocemos, aunque un tanto más robusta pero en diseño es casi el mismo pero con las esquinas redondeadas. De su peso o especificaciones no tenemos dato alguno pues Nintendo fue muy hermético con esta información, sólo sabemos que utiliza un procesador AMD y es capaz de reproducir gráficos en alta definición de hasta 1080p.

Ahora pasemos al control. A primera vista es difícil creer que un mando de tales dimensiones pueda ser lo suficientemente cómodo o ergonómico para ser utilizado por largos ratos. Lo cierto es que el control es muy liviano aunque no podríamos saber si a la larga se vuelve incómodo pero en general es fácil de maniobrar y todos los botones están colocados de forma apropiada. Aún hay mucho escepticismo respecto a sí un control así ganará adeptos pero lo mismo decían del Wii y ya sabemos todos como terminó esa historia.

La pantalla de 6.2 pulgadas es sin duda el mayor atractivo del control de Wii U. Nintendo también fue muy hermético respecto a las características técnicas pero a primera vista la pantalla cuenta con una gran resolución que no es molesta a los ojos y difícilmente se percibe el pixeleo de las imágenes. La sensibilidad al tacto es buena y puede ser utilizado para juegos de dos jugadores como damas chinas, que se mostró en el video demo.

En cuestión de los juegos, todo lo que estaba “jugable” en el booth de Nintendo era en realidad sólo adaptaciones de algunos juegos de Wii para comprobar las posibilidades del control Wii U. Desafortunadamente en este apartado no puedo decir que me haya impresionado lo que pude jugar con el control de Wii U pues si bien es interesante poder “sacar” tu juego de la tele para llevarlo a la pantalla del control, lo cierto es que ninguno de los demos tuvo ese factor WOW, pero si es destacable el nivel de interacción de los mismos con el control.

La experiencia en general fue muy divertida pero cabe destacar que Nintendo aún está en una fase muy preliminar del desarrollo de Wii U, por lo que es probable que para el E3 2012 apenas estemos viendo realmente de que va a tratar esta consola de nueva generación. Mientras tanto sólo tenemos una probadita para imaginar las posibilidades.