Como todos saben, en diciembre del año pasado Harmonix fue vendido y se convirtió en un desarrollador independiente, esto debido a que a pesar de haber inventado el género de simulación musical con instrumentos de plástico y crear el primer simulador de baile para Kinect, el estudio ya no genera ganancias y por el contrario, las regalías por las canciones los tienen en números rojos desde hace mucho tiempo.

Pues bien, según un reporte del Wall Street Journal, MTV Viacom compró a Harmonix por 175 millones de dólares en 2006 y apenas en 2010 lo vendió a Columbus Nova por la cantidad de 50 dólares, lo que en la actualidad no es ni el precio de un disco de Rock Band 3.

Claro que a pesar de los escandaloso de esta cifra, no todo está perdido para Viacom pues como parte del acuerdo recibirán una deducción de impuestos de 50 millones de dólares y un ahorrarán un estimado de 100 millones en derechos y responsabilidades de Harmonix (como el pago de derechos de canciones).

Triste historia para un estudio tan creativo y muestra de que cuando una buena idea es sobre explotada, pronto se acaba. Harmonix deberá reinventarse para poder seguir sobreviviendo.