La historia del tenis se remonta a principios del siglo XX en el Reino Unido, y aunque en un principio era exclusivo para los británicos y sus colonias, poco a poco se extendió el fanatismo de esta disciplina a todo el mundo.

Con su fama el llamado deporte blanco también contagió a los casinos, lo que ocasionó que entusiastas se informen de todo antes de cualquier justa y que enormes cantidades de efectivo empezarán a girar en torno a ello. Aquí te decimos cuáles son los motivos que posicionaron al tenis como uno de los deportes más populares para las apuestas.

1.  La batalla uno contra uno

Los enfrentamientos individuales son los que más pasión desbordan; son enormes esfuerzos físicos que pueden durar horas donde lo importante es descifrar al rival pero en los que, en contraste con otros deportes, aquí todo depende exclusivamente de una persona. En el futbol soccer si un jugador se llega a lastimar en medio de un partido, alguien más puede cubrirlo, pero en el tenis una lesión puede acabar con toda expectativa en menos tiempo de lo esperado, provocando un giro de locura para las apuestas.

Un aspecto destacado es que no se puede elegir por un empate, lo que limita a dos opciones de apuesta. No obstante, no sólo se puede seleccionar por el ganador de un partido, también lo puedes hacer por el que vence en un set. Esto es una dinámica interesante porque si el jugador que no es favorito gana un set, los márgenes de ganancia para quien apostó por él serán mucho mayores.

2.- La importancia de los certámenes internacionales

Los grandes eventos como Roland Garros y Wimbledon son muy solicitados en las quinielas de los casinos, sobre todo porque las figuras del tenis se baten en épicos duelos para llevarse estos prestigiosos torneos.

El llamado “Partido del Siglo” entre Roger Federer y Rafael Nadal en Wimbledon 2008 ilustra todo esto. El suizo ya había vencido al español en las dos finales anteriores, pero en ese mismo año un joven Nadal empezó a escalar y mostrar solidez, algo que no pasó desapercibido entre los apostadores expertos y que coincidió con sus predicciones, pues el ibérico se desquitó para llevarse el campeonato.

3.-  La confianza de los datos

La seguridad es un factor importante a la hora de invertir capital y el tenis suele ser muy predecible. Por lo general los ganadores de torneos siempre están dentro dentro de los diez primeros del ranking mundial, y sólo basta echar un pequeño vistazo a las estadísticas para definir un posible vencedor. El margen de sorpresa no es muy amplio, pero es necesario conocer lo básico del jugador como: fortalezas, debilidades y en qué tipo de superficie se desenvuelve mejor. Prestar atención a ese tipo de detalles es primordial para reducir riesgo de pérdidas, sobre todo en partidos en los que los deportistas están en condiciones igualadas.

4.- La nueva sangre sí destaca

Tomando el ejemplo de Federer y Nadal de 2008, los especialistas suelen dar el voto de confianza a los nuevos talentos que vienen empujando con todo desde atrás. Esto porque es muy frecuente que éstos dejen fuera a los tenistas más experimentados en las primera fases del campeonato.

Agita la raqueta y toma la ventaja

El tenis también es un deporte que causa revuelo en los espacios de apuesta online y Strendus no es la excepción. Queremos que pongas a prueba el conocimiento que acabas de adquirir y qué mejor oportunidad que la final de la Copa Davis, que se celebrará entre el 23 y 25 de noviembre, donde tanto Francia como Croacia están decididos a llevarse el triunfo.