Cualquiera con nervios de acero y buenos reflejos puede conducir un automóvil a gran velocidad, pero cuando hablamos de NASCAR, uno de los circuitos profesionales más competitivos en el mundo,…