Los primeros años de un nuevo siglo siempre están teñidos de cierto dejo de nostalgia por la gloria de los ayeres, pero también de renovación y reflexión de los aciertos…