Cuando era una estudiante universitaria de 19 años que le daba asesorías a otros alumnos sobre el uso de programas de diseño, Melanie Perkins se dio cuenta que éstos tardaban…