Desde que Bungie firmó un acuerdo exclusivo de publicación de sus títulos con Activision, era sólo cuestión de tiempo para que esta acción diera como resultado el desprendimiento de Bungie como desarrollador de juegos de la saga Halo, la cual ahora oficialmente pasará a manos de Microsoft el 2 de agosto.

En una carta publicada en el sitio Bungie.net, el estudio se despide de los fans de Halo agradeciendo todo el apoyo y dejando en buenas manos la saga: la de los fans. Mientras tanto es momento para Bungie de dejar atrás el pasado y mirar hacia el futuro pues se preparan para trabajar árduamente en una nueva saga que publicará Activision y será punta de lanza del estudio desde ahora.

Microsoft compró Bungie en junio de 2000 y éste desarrolló el primer juego de la serie conocido como Halo: Combat Evolved, uno de los primeros títulos del Xbox original. Después vinieron las secuelas Halo 2 y Halo 3 antes de que el estudio se separara de Microsoft en octubre de 2007. Bungie entonces desarrolló Halo 3: ODST y Halo: Reach con la distribución de Microsoft, quien ahora posee una pequeña parte de las acciones de la empresa.

¿Y qué viene para Halo ahora? Microsoft continuará explotando la franquicia ahora de la mano del estudio 343 Industries quienes el 15 de noviembre lanzarán Halo: Combat Evolved Anniversary, un remake en alta definición y con compatibilidad con Kinect del Halo original y la nueva trilogía de la saga que comenzará con Halo 4, aún sin fecha de desarrollo y mucho menos de estreno.