Saltar al contenido

Cinepopcorn: Wall Street: El Dinero Nunca Duerme

Wall Street: El dinero que nunca duerme en plena crisis financiera

Director: Oliver Stone
Guión: Allan Loeb, Stephen Schiff
Protagonistas: Michael Douglass, Shia La Beouf, Josh Brolin, Carey Mulligan
País de origen: Estados Unidos
Duración: 133 minutos
Calificación:

It’s not about the money

It’s about the Game

Oliver Stone trae de regreso a Gordon Gecko 22 años después de la primera versión de Wall Street, la cual se convirtió en una película de culto para muchos y catapultó la carrera de Charlie Sheen a fines de los 80’s.

Pero si no han visto la primera parte no se preocupen, aún cuando es una secuela, Wall Stret 2 se puede ver perfectamente sin el antecedente previo de la original y no cambia mucho la percepción más allá del hecho de no emocionarse con algunos cameos. El cast esta compuesto por Michael Douglas, Shia La Beouf, Josh Brolin y Carrie Mulligan.

La historia gira en torno a Jake Moore (Le Beouf), un jóven broker financiero con futuro brillante, enamorado de Winnie Gecko (Mulligan) -blogguera de izquierda hija de Gordon Gecko (Douglas)- que tiene que replantear su futuro, metas y prioridades ante la quiebra de su casa financiera producto de la especulación y el contacto con su suegro recién salido de prisión.

Uno de los grandes aciertos de la película es el timing, si se iba a hacer una segunda parte entorno al centro del universo de las finanzas ¿Qué mejor momento que el quiebre reciente del sistema financiero y la nube hipotecaria sub prime? La película se sitúa principalmente entre septiembre-octubre de 2008, esta elección en sí misma da pie a muchas frases e imágenes excelentes e incluso explicaciones a los errores del sistema en momentos clave de 2008, con escenas muy a la Oliver Stone.

Si bien definitivamente Shia La Beouf no tiene el carisma ni el encanto de Charlie Sheen, y en lo personal aún me cuesta trabajo verlo como algo más que el chavito de Transformers, sin embargo esta vez cumple bastante bien el papel del joven broker financiero, ambicioso pero de corazón noble (curiosa combinación que les encanta a los gringos) al cual le ganan ciertos rasgos pasionales atribuidos a la juventud, en el momento que chocan sus intereses con los de los viejos lobos de mar.

Por su parte Michael Douglas hace un muy buen Gordon Gecko, como era de esperarse, para quienes si vimos la original, es volver a ver el carisma de un clásico tiburón financiero.

Lo que no me gustó  fueron los gráficos y los visuales, estaban demasiado retro… muy noventera la cosa tanto en vestuario, filtros de color, ciertas escenas y de plano unas animaciones innecesarias que se veían como de wikipedia. Esto creo yo que le quita punch al resto de la película y para algunos incluso puede causar indignación extrema. Por otro lado la relación Gecko-Moore me pareció demasiado predecible en la segunda mitad de la cinta.

Lo curioso: El cameo de Oliver Stone… los invito a averiguar dónde esta.

Publicado enPopcornPortada

Un comentario

  1. Daniel Cosío Daniel Cosío

    Yo creo que la pelicula está llena de momentos críticos en los que los personajes en los que decidieron centrarse toman decisiones que debieran hacernos reflexionar sobre lo que podemos alcanzar, aún en medio de la completa locura en nuestro entorno.

    Me parece muy recomendable desde varios puntos de vista, pero sobre todo si uno quiere buscar lecciones sobre cómo operamos los seres humanos y porque. It’s never about the money, it’s about the game…

    Chéquenla por favor si tienen el tiempo y busquen tantas lecciones como puedan, pues creo que está plagada de varias. Yo me atrevo a pensar que es un Padrino para quienes estamos no sólo en el sector financiero, sino en el mundo corporativo…

    Por cierto, no debemos pasar por alto las apariciones de Susan Sarandon…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *