Saltar al contenido

Hoy probamos: Dell Mini 10 netbook

Dell Mini 10

Ya hemos hablado anteriormente de las netbooks como equipos que implican más una moda que una necesidad. Si bien las netbooks sólo sirven para navegar en internet y utilizar procesadores de texto u hojas de cálculo, la Dell Mini 10 lleva a cabo estas funciones de manera eficiente.

Como la mayoría de las netbooks, este equipo tarda mucho en encender, alrededor de dos o tres minutos. Después de eso no hay mucho más que decir, podrás navegar por internet de forma alámbrica o inalámbrica, procesar documentos y conectar dispositivos por las entradas USB.

Si bien la computadora cuenta con el respaldo y calidad de Dell, el equipo mantiene las limitaciones típicas de velocidad de las netbooks. Su diseño es elegante y sumamente compacto. El touchpad puede ser difícil de manejar ya que a veces es muy sensible o rígido, en cualquier caso preferirás tener un mouse USB a la mano. Cuenta con sistema operativo Windows XP, el cual funciona de manera apropiada en esta netbook.

La duración de la batería no es impresionante ya que rinde alrededor de hora y media. En general el equipo es sólido y resistente, todo lo que esperarías de un producto Dell.

En resumen, la Dell Mini 10 es una buena compra para los entusiastas de las netbooks o para los viajeros que buscan tener una alternativa a la estorbosa laptop cuando no requieres de todas las funciones. El precio es algo elevado, por lo que nuevamente, te invitamos a que evalúes tus necesidades como usuario antes de comprar esta o cualquier otra netbook.

Lo bueno: Diseño compacto y elegante, cumple con el rendimiento de una netbook

Lo no tan bueno: El arranque es muy lento y la batería dura poco

Ideal para: Entusiastas de las netbooks

Publicado enÁrea de PruebaPortada

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *