El plomero favorito de todos llega al Nintendo 3DS en un intento por incrementar las hasta ahora decepcionantes ventas del 3DS y puede que tenga todo para lograr su cometido. Tuvimos la oportunidad de jugar 4 niveles en el demo del E3 2011 y estas son nuestras impresiones.

Nuestra primera impresión de Super Mario es que el juego se sentía bastante lento pero esto fue solo al principio ya que nos ajustamos a la velocidad que puede no sea a la que estamos acostumbrados en los juegos de Mario Galaxy para Wii. Visualmente y como era de esperarse, el título es visualmente muy parecido a su hermano mayor del Wii, aunque con menos detalle pero sí el mismo colorido en escenarios y música alegre.

A lo largo de cuatro breves niveles pudimos constatar que el juego es muy dinámico y entretenido aunque un tanto difícil acostumbrarse al efecto 3D que no es lo más impresionante que hemos visto en el Nintendo 3DS pues tienes que tener siempre centrada la pantalla para no perder el efecto. Super Mario en 3DS es el clásico juego de plataforma del plomero con todo lo que los fanáticos esperan de un título de Mario.

Una de las nuevas características de Super Mario es el regreso del traje de Raccoon, con el cual puedes golpear a los enemigos con tu cola y flotar en el aire por unos segundos. Cabe destacar que las animaciones de Mario cuando tiene este traje son muy cómicas y bien detalladas. Sin lugar a dudas los fans retro de Mario les encantará tener el traje de vuelta.

El nivel final del juego es el barco pirata donde nos enfrentamos a uno de los hijos de Bowser, después de brincar tres veces encima de él lo derrotamos. En general Super Mario 3DS es la clásica versión del juego de Mario llevada al mundo 3D pues incluso tendrás elementos del Mario clásico como ver a Mario hacerse enano cuando lo tocan, los banderines altos que debes tocar para terminar un escenario y el encuentro al final del mundo en el barco.

En resumen, Super Mario 3DS es un título necesario en cualquier consola de Nintendo y puede que su retraso le esté costando ventas a la gran N. Si bien no contiene elementos de peso que puedan diferenciarlo de sus antecesores de otras consolas, un juego clásico de Mario siempre es bienvenido por su nivel de diversión.