Fujifilm Holdings Corporation, su Presidente y CEO Shigetaka Komori, así como todas las empresas afiliadas al grupo, extienden sus más profundas condolencias y solidaridad a todas las familias y víctimas del terremoto que azotó el distrito de Tohoku en Japón el pasado 11 de marzo de 2011.

Fujifilm Holdings Corporation en conjunto con las empresas del grupo, Fujifilm Corporation y Fuji Xerox Co., Ltd., donarán aproximadamente 300 millones de yenes y un paquete de ayuda con un valor aproximado de 470 millones de yenes en suministros de apoyo, entre los cuales se encuentran varios sistemas de diagnóstico de ultrasonido Fazone M y mascarillas contra polvo y virus del medio ambiente AllerCatcher para personas afectadas por el terremoto.

Dada la gravedad de la situación, FUJIFILM promoverá la disminución en el consumo de energía eléctrica, apagando la iluminación de su publicidad exterior así como la utilización de la misma solo en situaciones de urgencia.

Afortunadamente al momento no se registran decesos de colaboradores que lamentar y las instalaciones del grupo no han sufrido afectaciones salvo una línea de producción de la cámara X100 en Sendai, la cual es la única línea que sufrirá cierto retraso en su producción, fuera de esta afectación todas las operaciones y embarques del grupo seguirán trabajando en tiempo y forma para contribuir a la pronta recuperación del país.