Saltar al contenido

Hoy probamos: Panasonic Toughbook CF-30

¿Cuántas veces no has deseado en un arranque de enojo arrojar tu computadora por la ventana? ¿O simplemente eres una de esas personas poco cuidadosas que vierten agua accidentalmente o tiran accidentalmente las cosas? Panasonic ha puesto especial atención en este tipo de usuarios y del mercado empresarial industrial donde se necesitan equipos robustos a prueba de todo y ofrece la Toughbook CF-30.

Ésta laptop no es el equipo más veloz ni el que mejor cumple con operaciones complicadas y mucho menos podrás ejecutar decenas de programas a la vez sin que se sature su memoria. El modelo que probamos tenía 2GB de memoria RAM, 160GB de disco duro, procesador Intel Core Duo y Windows XP, por lo que podemos decirte concretamente que está capacitada para cumplir con las funciones básicas y medias sin ningún problema.

La Toughbook CF-30 es un equipo robusto, pesa 4 kilos, tiene diseño tipo industrial y fue pensada para ser así pues en una laptop todo terreno. Cuenta con una manija para que la puedas cargar como portafolio y todas sus entradas y ranuras están protegidas. Este equipo está diseñado para soportar una gran cantidad de malos tratos y seguir funcionando de manera correcta. Su disco duro se encuentra bien protegido para que la información pase lo que pase, éste sana y salva.

En efecto pudimos constatar que el equipo aguanta el maltrato. Si bien no la arrojamos desde una azotea, si la tiramos en condiciones seguras, abierta, cerrada, prendida y apagada y el equipo no sufre daño alguno, tampoco su exterior. Igualmente comprobamos que el equipo resiste el agua tirada desde un vaso (no la aventamos a una alberca) y tanto el teclado como las entradas y monitor siguieron trabajando sin problema.

En resumen, la Toughbook CF-30 de Panasonic no es una computadora cualquiera y su alto precio (alrededor de 40 mil pesos) hará pensar a más de uno en adquirirla. Pero para empresas e industria que necesitan un equipo rudo que pueda soportar casi cualquier accidente esta sin duda es la opción a elegir.

Lo bueno: Promete lo que cumple, soporta golpes, peso, caídas y agua sin ningún daño interno o externo

Lo no tan bueno: Su hardware es muy básico y su precio considerable

Ideal para: Empresas e industria así como usuarios que no cuidan sus equipos

Publicado enÁrea de PruebaPortada

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *