El contenido de la televisión de paga, ya sea por cable, satélite o Internet, tiene mayor prioridad a los servicios de televisión abierta aun en mercados donde la programación gratuita está fácilmente disponible, según una investigación global de Motorola Mobility.

El Barómetro de Compromiso Multimedia 2010 de Motorola – un estudio global independiente de hábitos de consumo de video realizado entre 7.500 consumidores en 13 mercados por la agencia de investigación Vanson Bourne – demuestra que los servicios de televisión abierta están disponibles para el 67% de los televidentes a nivel global, en comparación al 57% de los servicios pagados, de los cuales los servicios de TV preferidos son sólo los que requieren suscripción.

La investigación también demuestra que los medios sociales están cambiando las experiencias visuales. El 42% de los televidentes a nivel global, ha mantenido una conversación por correo electrónico, ha participado en un chat de mensajería instantánea o ha utilizado una red social para conversar sobre un programa o video al mismo tiempo que lo está observando. De este grupo, el 22% expresó que la capacidad de realizar múltiples tareas que ofrecen los medios sociales, es una parte regular de la experiencia visual y, 61% estaría preparado para pagar más por un servicio que ofrezca estas funciones.

El futuro de los productos y servicios de televisión de alta definición en todo el mundo, tiene una perspectiva extraordinaria. De los televidentes encuestados, el 75% ya tiene o planea tener una televisión de alta definición en los próximos 18 meses y se espera que el 25% adquiera TV con 3D en el mismo lapso de tiempo.

Si bien la TV es aún un elemento central en la mayoría de los hogares, los hábitos televisivos han evolucionado junto con las expectativas de los consumidores en relación hacia dónde se consume el contenido. Más de dos tercios de los encuestados expresó que es muy importante poder acceder a contenido gratis en los dispositivos que no sean la televisión principal del hogar; comparado con sólo el 39% cuando se realizó una pregunta similar sobre el contenido que requiere suscripción. Esto quiere decir, que la mayoría del contenido pagado se consume en un dispositivo (como la TV) y seguirá siendo de esta manera en el futuro cercano.

Un cuarto de los encuestados dijo que es importante poder acceder a contenidos gratis cuando están fuera de su casa; principalmente en China donde 49% de los encuestados dijo que este tipo de acceso es muy importante.

Comunidad

China, los Emiratos Árabes Unidos y Rusia son los más entusiastas en lo que respecta a la integración de los medios sociales en sus hábitos televisivos. Es menos probable que los japoneses, los alemanes y los televidentes en los países nórdicos chateen, utilicen mensajería instantánea o una plataforma como Twitter o Facebookâ para conversar sobre un programa o un video mientras lo están mirando. De acuerdo con el estudio, el 84% de los televidentes japoneses nunca han participado en una actividad como ésta. Sin embargo, a nivel global, el 58% de las personas que han utilizado medios sociales durante un programa de TV cambiaría su proveedor de servicios si esto se ofreciera como un servicio integrado.

Contexto

El 42% de los televidentes a nivel global, está interesado en realizar compras a través de la televisión, seguido por el chat (30%) y con el 27% está la actualización de un sitio de medios sociales. Y la plataforma de micro-blogging Twitter obtuvo sólo el 17%, quedando en último lugar.

Uno de cada cinco encuestados estaría interesado en un motor de recomendación que realice un seguimiento de los hábitos televisivos y sugiera contenido según la preferencia del televidente, además del contenido popular que ven sus amigos. Adicional a esto, existe interés en un dispositivo y un servicio que permita que los usuarios controlen todos sus medios digitales (películas, fotos, música, etc.) a través de su televisor. Los televidentes desean solucionar problemas y brindar así, a los proveedores de servicios, una oportunidad de ofrecer servicios mejorados.

 La dieta de contenido

La cantidad promedio de horas que se mira televisión y contenido de video por semana es de 17 hrs. Los televidentes norteamericanos y japoneses son los que más televisión miran (21 horas cada uno). Los surcoreanos son los que menos televisión miran (13 horas). La dieta de video diaria promedio consiste, principalmente en contenido de transmisión programada (gratis y con suscripción); el 34% consume una combinación equivalente de contenido programado, servicios de Internet y bajo demanda y contenido grabado con anterioridad.