Director: Spike Jonze
Guión: Spike Jonze y Dave Eggers
Protagonistas: Max Records, Pepita Emmerichs, Catherine Keener, Mark Ruffalo y James Gandolfini
País de Origen: USA
Duración: 101 mins
Calificación:

Como a todo niño alguna vez le pasó, Max ha sido enviado a la cama sin cenar pues se ha portado mal y mientras está en su cuarto comienza a imaginar un mundo lleno de monstruos. Pero no monstruos que te asustan, sino raras y curiosas criaturas que mas se asemejan a enormes muñecos de felpa que a un horror nocturno. En su mundo, Max se ha eregido como rey pero a pesar de lo cómodo que se siente comienza a extrañar a su familia ya que, aunque no es una típica familia feliz y unida, es lo que mas quiere en la vida.

Spike Jonze lleva a la pantalla grande el clásico cuento “Where the Wild Things Are” de 1963 cuyo autor es Maurice Sendak, quien por cierto también hizo las ilustraciones. Como siempre se especula entre la versión impresa y la fílmica entre si es mejor una o la otra o que tan apegada es la cinta al cuento, muchos seguramente quedarán inconformes. Jonze hace un muy buen trabajo visual que hay que aclarar no es común y tal vez es un tanto excentrico y bizarro.

La primera parte la cinta es basicamente el cuento de Sendak narrado visualmente. Es justo cuando comienza el regreso de Max a su casa donde inicia puramente la visión del director. Por momentos el público adulto se pierde un poco pues muy a pesar nuestro la capacidad de imaginación es mas grande en los niños que en la gente mayor.

La produción es buena. Si bien no es genial, el arte sorprende. Tal vez un poco mas de acción no hubiera estado de mas ya que Sendak en su libro intentó presentarnos un lado mas primitivo o salvaje de la vida de un niño, lo que podría hacer si fuera un rey con entera libertad de hacer lo que le plazca y en la cinta no se transmite de ese modo. Jones es un poco tímido en ese aspecto.

Esta esencialmente es una película para niños,no tan pequeños por supuesto pues tiene su lado oscuro y dramático. Sin embargo tampoco es una cinta para pensar mucho pues es divertida pero con moraleja. Es curiso que tanto niños como adultos captarán esta cinta de diferentes maneras, incluso como dos mundos de diferencia pues los primeros echarán un vistazo al mundo adulto y éstos recordar lo que era imaginar todo un mundo alterno.

 Cinta inspiradora, rara, cómica, trágica un poco de todo, es una buena opción para comer palomitas y pagar a mitad de precio. No te la pierdas si todavia te gusta usar tu imaginación.