Director: Jim Sheridan
Guión: David Benioff
Protagonistas: Jake Gyllenhaal, Natalie Portman,Tobey Maguire y Sam Shepard
País de Origen: US
Duración: 105 mins
Calificación:

Este drama acerca de las repercusiones de la Guerra en Irak quiere profundizar en la vida de los soldados después del conflicto y como intentan retomar el curso. A decir verdad el tráiler atrapa fuertemente, pues el drama que se suscita entre Tom y Sam Cahill no es en realidad tan grande y tan funesto como podríamos imaginar.

Sam es un capitán del ejército norteamericano que ha sido asignado para pelear en Irak, mientras tanto deja a su familia a cargo de su hermano Tom quien hasta ahora era la oveja negra de la familia y ha sido comparado con su hermano desde pequeño. La convivencia con los hijos de Sam y con su esposa Grace hace que Tom comience a crear un vínculo muy fuerte, uno que pareciera sobrepasar el que Sam tiene con su familia.

Cuando finalmente Sam regresa al lado de su familia las cosas no parecen ser iguales, el está ausente y no encuentra su lugar dentro de la familia. Conforme pasan los días, Sam se da cuenta de que eso que falta se debe a que algo cambio entre su hermano y su mujer.

Con una producción bastante estéril y un matiz muy marcado de cinta independiente, Hermanos transcurre de manera lenta y sin mucho chiste, el clímax tarda en llegar y las escenas “fuertes” parecen muy tibias, no solo visualmente pero también emocionalmente. No enganchan, sin embargo es interesante ver en un papel tan maduro a Natalie Portman que por supuesto no decepciona como actriz. Jake Gyllenhaal y Tobey McGuire también hacen su parte, incluso Tobey bajo de peso espectacularmente para la cinta.

Sheridan es un director que se caracteriza por ser muy crudo en su narrativa, esta no es la excepción, por supuesto su mirada es original y diferente pues a diferencia de lo que se hizo en Soldado Anónimo (JARHEAD) que nos mostraba la vida en el frente Jim nos permite ver qué pasa con esas esposas que se quedan atrás, esos hijos que ya no ven a sus padres y esa vida que sigue su curso a pesar de que el ser amado no está.

Algo muy interesante de la cinta es la forma en que el patriotismo hace ambivalentes a las familias, por un lado las férreas enseñanzas de los padres quienes piensan que no hay más grande honor que luchar por su país mientras los hijos ya no tienen esa convicción y tampoco creen que la guerra es la mejor solución para los problemas.

Drama moderado definitivamente con muy poca acción y con un tema difícil, doloroso y profundo que sin duda alguna sí toca fibras sensibles con actuaciones buenas. Hay que fijarse muy bien en Shepard, quien interpreta al padre de los hermanos Tom y Sam, quien hace un muy buen trabajo dentro de la cinta.

No te la pierdas si te gustan los dramas de guerra con calidad, una muy buena opción para éste miércoles de lluvia pero no pierdas más tiempo pues la película ya está en muy pocas salas.