Director: Martin Scorsese
Guión: Laeta Kalogridis
Protagonistas: Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo,Ben Kingsley,Max von Sydow, Christopher Denham, Elias Koteasy Michelle Williams
País de Origen: USA
Duración: 138 mins
Calificación:

Complicada cinta de Martin Scorsese que ha dividido opiniones y no se asemeja a ningún otro trabajo del afamado director neoyorquino. Nuevamente Scorsesse se reúne con Leonardo Di Caprio, quien por fin comienza a verse como hombre y no como niño. Juntos se aventuran en el género del suspenso. En este flim logra recrear un laberinto psicótico del cual será muy dificil salir.

Teddy Daniels es un agente federal encargado de resolver la misteriosa desaparición de una de las pacientes del sanatorio Ashecliffe, ubicado en la solitaria y tétrica Shutter Island. Junto a su nuevo compañero Chuck, el agente Daniels se adentra en los terrenos mas escabrosos del lugar y de su mente, por lo que muchas veces dudará de los verdaderos motivos por los cuales está en la isla.

Oscuro y siniestro, el thriller de Scorsese comienza muy bien pues la trama envuelve. Sin embargo a la mitad de la cinta las cosas empiezan a tornarse complejas y el filme en momentos se vuelve cansado. El director va soltando pistas por toda la cinta como pequeñas migajas de pan, muy al estilo de M. Night Shyamalan, solo que si la audiencia logra descubrirlas antes de la mitad definitivamente la película pierde mucho sentido.

Di Caprio se desenvuelve bien en la cinta pues su papel cambia de tonalidad en más de una ocasión y hace una buena mancuerna con los veteranos Ben Kinglsey y Max Von Sydow, quienes interpretan al Dr. Cawley y el Dr. Nahering, directores del sanatorio donde tiene lugar la acción y que tienen recurrentes enfrentamientos con el agente Daniels durante su investigación y siembran la duda tanto en el agente como en la audiencia.

La ambientación y los escenarios están muy bien logrados y hay muchas actuaciones pequeñas pero memorables. Un ejemplo de esto es la de Jackie Earle Haley y Elias Koteas, cuya participación es crucial dentro del filme. Aunque hay algunas como la de Michelle Williams, que se quedan cortas en comparación con el resto del elenco.

En Shutter Island quedan muchos cabos sueltos que no terminan de encajar como deberían y personajes cuya participación no esta completamente justificada. Este es un punto fuerte de la cinta porque en realidad hay muchas vertientes para el final de la misma. La última escena es un buen ejemplo pues cuando parece que las dudas estaban resueltas, se vuelve a abrir un inmenso mar de conjeturas.

Para ser el primer  experimento de Scorsese dentro de los oscuros pasajes del thriller, no se puede decir que falló. Por el contrario, además la historia homónima de Dennis Lehane que tomó como base para la cinta, Shutter Island es bastante buena, aunque en momentos carece de dinamismo. Seguramente no será la última película del género para el director y esperamos que mejoren.