Director: Todd Phillips
Protagonistas: Bradley Cooper, Ed Helms, Zach Galifianakis, Jamie Chung
Género: Comedia
Duración: 102 mins.
País Origen: Estados Unidos
Calificación:

Dos años después del inesperado éxito de la comedia de bajo presupuesto The Hangover (¿Qué Pasó Ayer?) llega esperadísima secuela que trae de vuelta a la manada del reparto original, esta vez en una cinta con un presupuesto mucho mayor, sueldos excesivos para sus protagonistas y un guión gris que es una copia al calce del original, ambientado en Bangkok.

En The Hangover II (¿Qué Pasó Ayer? Parte II) la manada vuela a Tailandia para la boda de Stu, quien después de los acontecimientos en Las Vegas decide no tener despedida de soltero y en cambio sólo toma una cerveza en la playa con Phil, Alan, Doug y Teddy, el hermano de la novia. El resultado es el que ya todos conocen donde Phil, Stu, y Alan despiertan con una terrible resaca en un motel de Bangkok, sin saber lo que ha sucedido y buscando a una persona perdida, que en este caso no es Doug, sino Teddy.

Después del impresionante éxito de la primera cinta era claro que la secuela sería más de lo mismo y el director y guionista Todd Phillips no arriesgaría nada para repetir el éxito de la película original. Desafortunadamente este triste intento de volver a vender la misma fórmula se traduce en una copia casi fiel del primer filme y en verdad lo es. Durante las casi dos horas de duración no hay ninguna sorpresa pues el público ya sabe qué y cómo van a suceder las cosas, los enredos en los que se meterán los protagonistas e incluso el desenlace de la historia. Esto se da desde el minuto uno ya que la película comienza tal cual lo hizo la primera.

Por alguna extraña razón, los productores y guionistas de Hollywood piensan que una comedia puede ser más divertida mientras más chistes vulgares y escenas grotescas que llegan a lo asqueroso se incluyan en una película y lo mismo sucede con ¿Qué Pasó Ayer? Parte II. En realidad nos sorprende que no haya recibido calificación para sólo adultos pues los chistes superan lo vulgar y las situaciones por las que atraviesan los protagonistas son por demás excesivas. Si bien al principio podría ser divertido para algunos ver a un mono con una clara obsesión por los penes, después de una hora de repetir una y otra vez el mismo chiste deja de tener gracia.

Las similitudes con la primera película son tantas que bien esta cinta pudo haber sido un remake y no una secuela. Aun cuando el filme fue grabado en Bangkok, lo cierto es que la ciudad ni los escenarios aportan algo novedoso o impresionante. La única gran diferencia que se podría citar es que Doug en esta ocasión se encuentra sano y salvo ayudando a sus amigos desde el lugar de la boda.

Lo que rescata a ¿Qué Pasó Ayer? Parte II son las actuaciones pues desde los protagonistas Bradley, Ed y Zack hasta los actores de reparto como Ken Jeong y Paul Giamatti ofrecen cómicas y convincentes actuaciones. Es un hecho que la cinta cuenta con el toque de comedia que te mantendrá riendo gran parte de la cinta pero es completamente predecible y pierde el principal elemento que hizo un éxito a la primera: el factor sorpresa.

Algo curioso que ha ocurrido con ¿Qué Pasó Ayer? Parte II es que la crítica la ha despedazado por ser simplemente una copia fiel de la primera y en todos los sentidos: mediocre. Sin embargo la opinión del espectador ha sido todo lo opuesto y la consideran excelente. Es probable que esto se deba a que el público realmente disfrutó tanto la primera cinta que querían más de lo mismo aunque en mi particular punto de vista, ver a un mono simulanod hacer felaciones o masturbaciones la mitad de la película, por alguna razón simplemente no es gracioso.

En resumen, ¿Qué Pasó Ayer? Parte II es todo lo que se podía esperar de la secuela de una comedia tan exitosa e ingeniosa: un refrito de la primera. Si tú viste y disfrutaste ¿Qué Pasó Ayer? seguramente te gustará la segunda pero de ninguna manera esperes ver algo diferente pues aunque suene repetitivo, esta cinta es lo mismo que la anterior, pero con mayores ganancias para todos los involucrados.

Y sí, sí habrá una tercera parte…