Director: F. Gary Gray
Escritor: Kurt Wimmer
Protagonistas: Gerard Butler ,Jamie Foxx, Bruce McGill y Leslie Bibb
País de orígen: USA
Duración: 109 min
Distribuidora: Zima Entertainment
Calificación:

Clyde Shelton es un empresario que ha decidido cobrar justicia por propia mano tras perder a su familia de manera brutal y ser traicionado por el sistema legal de Filadelfia. Tras diez años de espera es el momento de cobrar venganza y esta será de proporciones bíblicas.

El Vengador es una franca crítica al sistema legal americano, que escudándose en retórica legaloide deja libre a mas de un criminal o encierra a gente inocente, lo cual esta muy bien plasmado en una de las escenas de la cinta.

El Director F. Gary Grey, responsable de cintas como “The Italian Job”, nos presenta una cinta bien lograda, con una historia de giros inesperados y mucha acción que por momentos nos recuerda al filme de culto “Seven” de David Fincher, pues los protagonistas son arrastrados a un juego sádico en donde el tiempo y las acciones de cada uno de los personajes definen el destino de otros.

La actuación de Gerard Butler es muy al estilo Clive Owen en Inside Man, con palabras y movimientos bien estudiados. Gerard tiene el control de la situación aparentemente, gracias a que es un inventor de gadgets macabros con los cuales se puede asesinar a alguien sin siquiera estar cerca de la persona. Cabe señalar que Butler imprime mucha pasión a su personaje lo cual gana la simpatía del público a pesar de que sus métodos de venganza son bastante agresivos.

Por otro lado, Jamie Foxx interpreta al fiscal de distrito que deja libres a los asesinos de la familia de Clyde. El nos ofrece una actuación buena a secas, presentando a un hombre inmerso en su trabajo que siempre hace a un lado a su familia por cumplir con el deber.

A pesar de todas las semejanzas que El Vengador puede tener con otras cintas la historia es en buena medida original y cruda, pero sobre todo honesta. No hay mucho adorno para las escenas de violencia, pero tampoco llega a lo vulgar o innecesario.

Sin mayores efectos especiales o al menos no unos que te dejen boquiabierto, la película se centra mucho en las emociones e historia, que te hacen dudar sobre lo que es correcto y justo y en donde el bien y el mal se mezclan, volviéndose una mezcla borrosa sin que se distinga lo uno de lo otro.

Agradecemos a Zima Entertainment por su apoyo para la realización de esta reseña.