La tercera parte de una de las sagas más importantes de Sony llega con Killzone 3 de la mano del estudio Guerrilla Games. Continuando la historia de la segunda parte, el juego comienza con la lucha entre el ejército ISA contra el Imperio Helghast, poco después de que Sev y Rico derrotaran a Radec y mataran a Visari, el dictador Helghast y las naves de los Helghast se dispusieran a eliminar a los soldados ISA. Con la muerte del dictador el Imperio Helghast se encuentra en un estado de lucha interna. Ahora, Sev y su compañero Rico se encuentran atrapados en el fuego cruzado entre las distintas facciones políticas sin ningún tipo de refuerzos y luchan con el fin de escapar del planeta Helgan.

Así es como nos adentramos a Killzone 3 en Helgan, un planeta lleno de enormes escenarios y un campo de guerra que requerirá de tus mejores habilidades para poder salir vivo de este. Desde los clásicos escenarios de combate, pasando por terrenos nevados y hasta una impresionante selva, Sev y Rico se adentran en las profundidades de esta batalla en busca de la supervivencia.

De entrada se puede destacar el impresionante trabajo que Guerrilla Games logra con los escenarios de Killzone 3, los cuales están muy bien detallados y se pueden notar a través de todo el juego en las pequeñas cosas, desde la nieve cayendo en dirección del viento hasta banderas y rejas, combinado con un ambiente obscuro y lleno de profundidad. El trabajo gráfico es impecable en este juego y muy fluido, por lo que difícilmente verás problemas de secuencia en la campaña de un jugador. El modo en línea se juega bastante similar y sin problemas aunque claro esto siempre dependerá de la velocidad de tu conexión a internet.

Killzone 3 está lleno de acción desde que comienza así que tendrás poco tiempo para distraerte viendo los detalles de los escenarios o acabarás muerto por ráfagas de balas que llegan muchas veces de lugares que no puedes descifrar. El juego destaca por sus grandes escenarios llenos de enemigos que te mantienen al filo de tu asiento. Desafortunadamente las secuencias de la historia en Killzone 3 rompen el ritmo del juego en los momentos menos oportunos.

La variedad de armas disponibles en Killzone 3 es muy amplia y elevan la intensidad de la acción. Adicionalmente se han agregado diversos equipos y vehículos que utilizarás a lo largo de la campaña con lo que se rompe un poco la monotonía de avanzar y disparar a todo lo que se mueva. La inteligencia artificial de los enemigos es muy buena y provocará muchos dolores de cabeza a más de uno. En cuestión de jugabilidad, Killzone 3 brilla enormemente para mantenerte entretenido.

El punto donde el juego encarece es la historia, la cual en ningún momento logra mantenerte interesado pues el desarrollo de los personajes es casi nulo. Los diálogos son muy pobres y es muy difícil engancharse de la trama sobre todo cuando el ritmo de acción del juego es interrumpido para mostrar estos videos. Cabe destacar que Killzone 3 ya viene con doblaje en español latino y a pesar de que la crítica lo ha hecho pedazos por la falta de dramatismo de los actores de doblaje, la realidad es que el trabajo no es tan malo como lo han hecho parecer. Si bien se pudo haber hecho mejor esto era una característica necesaria y obligada si es que Sony estar al nivel de su competencia quien ya lleva años ofreciendo doblajes al español con una calidad media.

Algo que ya no se ve tan a menudo en los juegos y se incluye en Killzone 3 es un modo de campaña para dos jugadores a pantalla dividida para que puedas jugar al lado de un amigo al estilo old school. Por desgracia ya nadie está acostumbrado a jugar así por lo que compartir la pantalla puede no gustarle a muchos. Cabe mencionar que el juego carece de un modo similar pero en línea, lo cual hubiera sido bien recibido.

Killzone 3 es uno de los primeros juegos hardcore compatibles con PS Move, con lo cual la experiencia de juego cambia por completo. En general la respuesta de los controles es muy precisa y el adaptarte a jugar con la bola de helado le da un extra, aunque seguramente la gran mayoría optará por usar el control clásico para entrar de lleno a la batalla. En el apartado 3D del juego, Killzone 3 se ve muy bien en tres dimensiones y se trabaja principalmente la profundidad, pero como es de esperarse el juego sufre del dilema de los lentes obscuros, los cuales harán que te pierdas los detalles gráficos.

Sin duda alguna Killzone 3 es un juego que se debe disfrutar por la acción que ofrece en batalla y no por la historia o su final (que decepcionará a todos). En general Killzone 3 es todo lo que se podría esperar de una franquicia tan exitosa, tanto en campaña individual como en modo multijugador está bien logrado. Aunado a la capacidad 3D y el uso del PS Move, este juego es una excelente opción para amantes del FPS y curiosos que se quieran adentrar al género.

[nggallery id=32]