Sennheiser, empresa alemana especialista en audio, terminó la construcción de su nuevo Centro de Tecnología y Producción, el proyecto de infraestructura más grande en la historia de la empresa. Con esta adición, el cuartel general de Sennheiser, en la zona de Wennebostel, se ha convertido en una de las más modernas plantas de manufactura en el norte de Alemania.

La inversión realizada por Sennheiser ronda los 15 millones de Euros, sin tomar en cuenta el costo de mudar la planta de producción situada en la ciudad de Burgdorf y el departamento de ingeniería, que ahora alberga el Centro de Tecnología y Producción.

Como parte del proyecto de construcción, todos los procesos de manufactura fueron reorganizados para asegurar que la operación fuera aún más eficiente en el futuro, para lo que se contó con una planeación meticulosa e intensivas consultas con expertos en procesos de manufactura y ergonomía. Desde inicios del año, el personal que comenzó a ocupar paulatinamente el nuevo Centro ha estado trabajando en un ambiente de máxima organización, disfrutando de los beneficios que ofrece un vanguardista sistema de producción, que concentra en un mismo lugar todos los procesos de trabajo y el óptimo flujo de materiales.

La mudanza de la planta de manufactura, desde Burgdorf hasta Wennebostel requirió de ocho semanas, lo que implicó mover 230 piezas de maquinaria de hasta 10 toneladas de peso. Este nuevo Centro de Tecnología y Producción fue construido justo al lado del edificio original de producción, por lo que ahora ambos inmuebles quedaron unidos.

Una de las prioridades fue que el edificio brindara opciones de versatilidad. Esto se logró gracias al diseño y disposición de las diferentes áreas del nuevo edificio, que abarca un terreno de 4,200 metros cuadrados, en los que se ubican dos pisos y dos galerías que suman un espacio total de 13,500 metros cuadrados listos para utilizarse. La estructura es muy amplia y hay mucho espacio entre los pisos, además las estaciones de trabajo pueden reacomodarse para trabajar a máxima capacidad durante los periodos de gran demanda.

Dentro del Centro de Tecnología y Producción, en el que laboran unas 440 personas, se ubican las zonas de manufactura mecánica, construcción de equipo para la producción, estaciones de ensamble, ensamble manual, área de pruebas y oficinas. Además cuenta con un laboratorio tecnológico de producción, en el que los departamentos de producción e ingeniería trabajan de la mano para desarrollar, probar y mejorar las estaciones de trabajo, maquinaria y equipo de inspección.